jueves, 30 de junio de 2016

TODO CAMBIA. BENDITO RETRASO.

A lo largo de mi vida, y dentro de unas semanas cumplo 35 años,han sido muchos los atentados que he visto por la tele.
El atentado del aeropuerto de Estambul ha sido diferente. Mi hermano hacía escala en ese aeropuerto y por las horas en las que sucedió estaba muy cerca.
Cuando ves atentados por la tele  te da rabia, cabreo , impotencia y jamás entiendes el por qué lo hacen, que a ningún Dios esto le gusta y que no es normal. Muchas veces me pregunto que se les pasará a esta clase de gentuza por la cabeza.
Hoy quizás y gracias al destino mi hermano puedo contarlo por que ya esté en casa, sano y salvo.Pero si su avión no se hubiera retrasado esos 20 minutos , está entrada no estaría en el blog y mi vida sería distinta. Un caos.
Recuerdo que vi la noticia en facebook y se la dije a mi marido muy asombrada. En mi cabeza pensaba:"no puede ser, como va a ser. Que casualidad que es justo cuando su avión tenía que aterrizar".
Claro a esto se suceden las llamadas y encontrarte los móviles apagados, te acojona. Pensé en tantos y tantos relatos que he visto en la tele. Y en tantas historias que sacan en las noticias tras la tragedia. La verdad es que tu mente muchas veces va más rápido de lo habitual. Aunque algo me decía: " tranquila no pasará nada".
Cuando hable con mi hermana y estaba siguiendo el vuelo de mi hermano por internet me quedé más tranquila. Estaban sobrevolando el aeropuerto y no sabían nada. Pensé :" verás cuando se enteré". Por suerte no estaba sólo iba con más gente de la asociación en la que colabora como voluntario.
Así que sólo quedaba  esperar. Las imágenes son las que se te quedan grabadas y aunque no haya  víctimas españolas duele. Hoy al ver las imágenes del atentado, mi hermano reconocía los sitios por donde estuvo y le impactaron las imágenes. 
Habla de lo bonito que es Turquía y la verdad de lo protegidos que han estado desde que se enteraron de la noticia. Les trasladaron a una hora y media del aeropuerto. Cierto es que su vuelo salió con retraso anoche y la espera desespera, pero ya esta aquí.

Esa frase que dicen los presidentes del Gobierno de :" entre las víctimas no hay españoles". Antes pensaba :" Bueno y que más da, las demás acaso no son víctimas? ".
Hoy esa frase tiene otro sentido para mí. Dicen que de todo se aprende por que mi posición no era la de siempre desde el sofá de mi casa. Bueno la posición si pero tener a un familiar allí, hace que todo cambie y que estés deseosa de escuchar esa frase cuanto antes posible. Por suerte se puso en contacto con nosotros antes de escuchar la frase.
En nuestro caso todo quedo en un susto, sustaco.Pero la tragedia sigue ahí.
Antes de irse de viaje hablábamos de esto mismo, de lo peligroso de Turquía; de que han sufrido 6 atentados en este año, pero tu cabeza y tu corazón quieren creer que no pasará. Pero la casualidad quiso que fuera así el mismo día que volvía y el día que tenían que hacer escala de unas 8 horas en ese aeropuerto.

Mi más sentido pésame a las familias de las víctimas y aunque los que lo han vivido no lo podrán olvidar nunca, pues forma parte de su vida, ojala se recompongan lo antes posible.
Condeno desde mi blog esta puta barbarie que jamás entenderé. Que se vayan a una isla desierta y se autoinmolen ellos solos, que vaya lacra social.




En fin que me gustaría que no hubiera nunca más atentados en el mundo.


Que cuando pasan estas cosas piensas que hay que disfrutar, vivir y hacer aquello que más te guste siempre y cuando respetes a los demás. Vida sólo hay una y hay que vivirla a tope.

Reflexión: No todos los retrasos son malos.