jueves, 16 de junio de 2016

Cuando llega el calor.

¡Si!. Señores y señoras ya está aquí el calor. Las noches con ventanas abiertas, que muchas veces es mejor cerrarlas por que fresquito entra poco, ya han llegado.

Eran muchos a los que oí decir: "a ver si viene el calorcito del verano que vaya racha de lluvias". Y esos mismos dicen ahora: "ya podría llover un poco que vaya calor que hace. ¡mira, estamos a 35 grados!".

Y es que en mi tierra, en verano, llegamos a estar a 40 y 42 grados, aunque en la parte del sur los superan con creces, pues llegan a los 52ºC. Osea, un infierno total, que lejos de ser un verano donde calienta el sol en la playa es muy parecido al invierno pues tienes que quedarte en casa largas horas si no quieres freirte en el intento.
La gente pasa de refugiarse en invierno de la lluvia, a refuegiarse en verano del calor. Somos incomformistas por naturaleza.
Yo si os soy sincera elijo..ni frio ni calor. Cada temporada tiene lo suyo, aunque si me tengo que mojar, elijo el verano que hace más sol, jijij y si me mojo me pongo morena.

Cuando llegan estas fechas, otra tarea de la temporada, es cambiar la ropa de invierno y guardarla para sacar la de verano. No tengo un armario tan sumamente grande para tenerla toda junta.
Soy de las que me constipo en verano más que en invierno. Soy un caso.

Y cuando llegan estas fechas y tienes pensado irte de vacaciones, es cuando empieza la cuenta atrás, y por muy atrás que empiece, mola tachar los días en el calendario y pensar que queda un día menos. Por ejemplo, ¿que me voy de vacaciones en septiembre? pues es un poco jodido porque te pasa todo el verano por delante. ¿que te vas en junio? pues muy bien por que tus vacaciones llegan antes pero..... ¡ojo!, cuando regreses te queda pasar todo el verano en la ciudad.



Recuerdo que cuando era más joven sonaba como canción del verano, la de: "cuando llega el calor los chicos se enamoran"por el 2001, y es que claro, como aún no estamos en verano, sino en primavera que la sangre altera y, la gente entonces, anda revolucionada.
En estas fechas y con motivo de ir más expuesta al sol te vistes más fresquita, consumes muchas más cremas. Bueno, solares y las hidratantes también. He de confesar que en invierno, soy de pocas cremas, pero en verano me gustan sobre todo las perfumadas. Si si... sigo con el aroma a coco.


Es de Eroski a 2,85 €

Un año compré una de mercadona que quizás aún la vendan. Era aftersun, pero tenía destellitos que daba luminosidad, y la costumbre era echarte crema por todo el cuerpo, incluida la cara. Imaginaros como salí un dia del hotel de vacaciones. ¡ERA BRILLANTE!, jijiji.

                                               Resultado de imagen de crema deliplus brillante

Otra de las cosas que pasan en verano, es pensar cual será la canción del verano 2016. Estará en manos de Georgie Dan o King África. Y es que la del cocodrilo del año pasado me gustó bastante y mira la simpleza de la letra, como todas las de verano, que si te pones a analizarlas, puedes pensar que de esas hago yo 30. jijijij
Pero son canciones del verano bailables y con coreografia chuli, que luego todos bailamos nada más oirla.
El problema es cuando quieren hacer una canción del verano que se convierta en el no va más, y es el no va menos. He intentado obviarlo varias veces en facebook, pero al final me a pica la curiosidad, y si... he visto el video de Leticia Sabater. Esa canción que ya nada más ver el título me produce arcadas..."¿¿Salchipapa??" ¿¿en serio?? Yo, de música, no se mucho la verdad, pero el titulo ya deja tanto que desear que lejos de triunfar en verano, se va a convertir  en el cebo de monólogos, criticas, memes y vamos, el cachondeo padre.
Es como si a un plato típico de mi tierra, las migas , le ponen el nombre de "no me comas en verano o yo soy soy para el verano". En fin....

Recuerdo canciones del verano que, y por no irme muy largo en el tiempo, han sido hit's veraniegos y han sonado en todas las discotecas, terrazas y verbenas popular. Por ejemplo: os acordais de mi queridísimo Ricky Martin con "María" o el "waka waka" de Shakira en el mundial. Esas si que fueron sonadas y aún lo siguen siendo.
Me gustan las tardes de verano, sobre todo pasear con la fresquita (como solemos decir por España), tomarnos algo y sentarnos en los bares o parques. En verano hay muchos eventos que nos hacen salir de casa o bien por las mañanas o por las tardes, tanto en el parque con los niños o conciertos para los mayores.
Y es que cuando llega el calor por agobiante que nos pueda parecer y lo sea, muchas veces, también, y como todo, tiene sus cosas buenas. Los días largos y con sol a mi me motivan para hacer muchas cosas. Este tiempo me invita a tener más ganas de devorar mis libros pendientes de lectura, hacer más ejercicio, a tomar el sol para lucir morenito y sobre todo a comer más sano, ya que del verano me encanta toda la fruta: cerezas, albarillos, sandia, papaya y podría hacer una larga lista, cosa que en invierno no me pasa tanto.