lunes, 16 de mayo de 2016

DE ROMERÍA.

Hoy por primera vez y a mis 34 años, he subido acompañando a la Virgen de Alarcos  en romería hasta su Ermita.


Cuando era pequeña recuerdo subir a la ermita pero a dar un paseo con mis padres y ver la Virgen.

Hoy he conseguido un reto,empecé la caminata teniendo muy claro que quería terminarla y terminarla arriba en la ermita, pero llevando a mi hijo pequeño no sabia si podría hacerlo. Al final juntos conseguimos llegar hasta arriba.

Sobre las  10 empezamos a hacer el largo camino y os he de decir que no tuve la necesidad en todo el recorrido de mirarme el reloj. Disfrute del paisaje, de los campos llanos y verdes que bordeaban el camino. De ir andando sin prisas pero sin pausas. De tener un recibimiento inesperado en una de las parcelas del camino, pues un pony y un burro no dudaron en acercarse a ver a los caminantes.
Por el camino nos dieron gorros y agua y en el descanso migas y limoná. Así que mal no estábamos cuidados.

No sé cuántos kilómetros hay desde el centro hasta la ermita andando pero se me ha hecho corto, hasta el punto que podía volver andando a la ciudad. Bueno claro que habiendo cogido energías comiendo algo. Yo tenía mi pequeña mochila con una zanahoria y pepino pelado que me encantan y que mejor que ya que hacia ejercicio picar algo sano, aunque el plato de migas me lo comí.
Lo que más me costo del camino fue el tramo final la gran cuesta que hay hasta llegar a la ermita.
Empujando la sillita de mi hijo me suponía mucho esfuerzo pues parecía que más que empujar hacía arriba no avanzaba. Igual que cuando subes a las escaleras mecánicas de los supermercados pero en sentido contrario, vamos como si vas en una cinta de andar. Pero lo conseguimos, pues formamos un buen equipo.

Al llegar arriba lo primero que haces, después de recuperar el aliento, es coger un sitio para ver como los chicos del pueblo de Valverde suben a la Virgen por la cuesta ....corriendo!!! Señor ahí me di cuenta que muy en forma no estoy. Que energías tienen y que orgullo llevarla hasta el final. Es muy emotivo y precioso de ver.


Imágenes obtenidas de miciudadreal.es

Arriba están grupos de folclore esperando en la iglesia a la Virgen para cantarle y bailarle. Aparte de coros y danzas de nuestra ciudad , hoy los invitados eran la asociación de coros y danzas de Murcia. Alegrando a todos con sus bailes y cantos . Como no , no podía faltar la limoná. Yo he de confesaros que no bebo , no por ningún motivo especial,pero me bebí dos vasos y ya notaba como se me subía a la cabeza,jajja.

Me encantan las romerías , las grandes caminatas, el campo, las gentes participativas, el sol, en fin que de hoy me ha gustado todo y que mejor compañía que el mejor caminante del camino, mi hijo.