domingo, 17 de abril de 2016

El Mercado Cervantino.

Como cada año por la llegada de la primavera, se instalan puestos del mercado de medieval por el centro de mi ciudad durante unos días.

Artesanos de muchas partes de España, vienen al mercado a exponer en sus puestos los productos que ellos mismos fabrican con sus manos. Entre ellos hay bisutería, bolsos de piel, llaveros o carteles de madera, copas labradas de cristal, productos naturales, cremas, infusiones para todo tipo de dolencias, y como no, puestos de comida y dulces.

No podían faltar las atracciones y juegos para niños al estilo medieval, que hasta los padres acabamos jugando.



Uno de los puestos más atractivos y con más afluencia de público es el de las aves. Hay una gran variedad de aves, desde el búho real, cuervo, diferentes águilas, cernícalos y hasta la que desde mi punto es la estrella del puesto: una gran serpiente. Todos quieren fotografiarse con ella. Hoy tenía que tocarla para saber como es ese tacto que unos definen como asqueroso y otros como algo fresco, lo de hacerme una foto es de otro nivel que aun no me ha picado la curiosidad.

Mi favorito el búho real, el cual hoy he visto volar desde muy cerca. He sentido una mezcla de respeto y fascinación al verlo tan grande volar al ras de las cabeza de los que allí estábamos presentes. Con deciros que estaba con la cámara preparada para captar su vuelo y sus grandes alas abiertas y no he podido por que me quede con la boca abierta y bloqueada.


 









Lo que mas me sorprendió es encontrar entre sus puestos paseando al apuesto hidalgo Don Quijote de la mancha junto a Rocinante, su caballo.
Mas atrás iban Dulcinea y Sancho panza acompañados de Miguel de Cervantes, el gran escritor de esta historia.







Estos días las calles de mi ciudad han estado concurridas entre los visitantes de fuera y los que somos de aquí.



Os voy a dejar con una frase que viene en el llavero de madera que hoy me compré:

"NO IMPORTA SI SE AVANZA POCO, LO IMPORTANTE ES NO PARAR."